Protege a tus hijos contra los ácaros en tu hogar

Protege a tus hijos contra los ácaros en tu hogar

Sabemos que los ácaros de polvo son los principales culpables para que se desarrollen alergias y enfermedades respiratorias y los pequeños de la casa son los primeros afectados. Por eso es importante tomar precauciones con pasos tan fáciles que aquí te daremos.

 La cama y la cuna

  • Enfunda los colchones y almohadas con fundas anti ácaros que debes lavar cada 3 o 6 meses.
  • Lava las cobijas, sábanas, almohadas, mantas y pijamas con agua caliente y cámbialas frecuentemente.
  • Se recomienda dar la vuelta al colchón una vez a la semana y pasarle la aspiradora, con especial atención a los bordes.
  • Trata de usar colchas en vez de edredones, ya que los edredones acumulan más polvo.
  • Si usas edredones lávalos al menos dos veces al mes.
  • Siempre que tiendas la cama no olvides sacudir bien las cobijas, sábanas y almohadas.

 

Los peluches

  • Si tu niño o tu bebé tiene asma, es preferible retirar los peluches y cojines de su habitación.
  • Puedes sustituir los peluches normales por peluches especiales anti ácaros.
  • Si hay peluches en casa, se pueden meter en el congelador durante una noche y luego se lavan, ya que los ácaros del polvo no toleran temperaturas de congelación.

 

Alfombra

  • Trata de evitar las alfombras pues acumulan mucho polvo y a los niños les encanta jugar en el piso.
  • Si ya existen alfombras en tu casa usa productos anti ácaros y aspíralas bien cada tercer día.

 

Limpiar el polvo

  • Utiliza un pañuelo húmedo con algún producto anti ácaros y aspira bien toda tu casa, sobre todo en los rincones y debajo de los muebles.
  • Evita usar escobas o plumeros para limpiar el polvo, ya que no lo eliminan.
  • Si tienes adornos, floreros, cuadros y portarretratos, recuerda limpiarlos bien.

 

Las cortinas

  • Lava tus cortinas cada tres meses
  • Evita tener cortinas gruesas.

 

Aire limpio

  • Si hay un niño asmático en casa, es muy importante ventilar la casa lo suficiente. Lo ideal sería abrir las ventanas al máximo tres o cuatro veces al día o una hora por las mañanas.
  • No se permita el humo del cigarro cerca de la casa sobre todo si hay un niño asmático.
  • Utilicé filtros si es que tiene aire acondicionado.

 

Deja un comentario