Cómo mantener tu casa libre de alergias

Inicio / Alergias / Cómo mantener tu casa libre de alergias
Cómo mantener tu casa libre de alergias

Cómo mantener tu casa libre de alergias

La mayoría de las personas cree que padecer una alergia es sinónimo de vivir tomando medicamentos siempre y que es la única forma en la que pueden controlar el padecimiento, sin embargo, existen muchas maneras que funcionan como apoyo para el manejo, control y prevención de las alergias.

Prevenir la exposición a los alérgenos hace una gran diferencia y puede lograrse con esfuerzos muy sencillos como mantener los espacios en los que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo lo más limpios posibles, evitar la humedad y el polvo.

Qué cosas puedes hacer para mantener tu casa a prueba de alergias:

El dormitorio
En la recámara los alérgenos pueden instalarse cómodamente por lo que aconsejamos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Procura lavar las sábanas, las fundas y los cubre-colchones mínimo una vez a la semana con agua caliente.
  • Si tienes alfombra o tapetes asegura limpiarlos de forma correcta, se puede hacer uso de una aspiradora que tenga filtro HEPA al menos dos veces a la semana. Si tienes piso, también es indispensable limpiarlo regularmente con un trapo húmedo para evitar que los irritantes se propaguen por el aire.
  • No acumules objetos que guardan polvo como libros, revistas, muñecos de peluche. Si los tienes en tu cuarto, o el de tus hijos, guárdalos en un bote o recipiente de plástico y de vez en cuando mételos en una bolsa de plástico en el congelador. El frío mata a los ácaros del polvo.

La cocina
Es quizás el lugar de la casa donde se pasa más tiempo, y más actividad tenemos, por eso es importante procurar que siempre se encuentre limpio, ten en cuenta lo siguiente:

  • Lava los platos diariamente y enjuaga bien el lavaplatos y los grifos para deshacerte del moho y los restos de la comida.
  • Limpia regularmente el refrigerador para remover el exceso de humedad que estimula al crecimiento del moho.
  • Desecha la comida que está hace tiempo en el refrigerador y puede estar descompuesta.
  • Limpia regularmente los gabinetes, los cajones, y la barra.
  • Almacena la comida en recipientes cerrados.
  • Bota la basura diariamente. De esa manera eliminarás las posibilidades de tener roedores y cucarachas, además de los malos olores.

Los baños
Allí se acumula mucha humedad que es ideal para que crezca el moho, que es un término genérico para miles de especies de hongos que se alimentan de materia orgánica. Por eso es importante que si no tienes ventilación a través de una ventana y tienes mucha humedad consideres usar un deshumidificador o quizá instalar un extractor para eliminarla. Además:

  • Evita tener alfombra en el baño.
  • Evita el papel tapiz en las paredes del baño. Lo mejor es cerámica o pintar las paredes con pintura resistente al moho.
  • Usa un limpiador de baños para limpiar y desinfectar la ducha y la tina, las cortinas del baño, los lavamanos, las losas de cerámica, las fibras de vidrio y el mármol sintético regularmente.
  • hay alguna gotera, repárala.

En general, estos cuidados puedes replicarlos en todos los espacios de tu casa, y tomar en cuenta que:

  • Durante los meses en los cuales hay más polen afuera, no abras las ventanas tan frecuentemente y usa el aire acondicionado con filtros de aire (que debes cambiar regularmente).
  • Tener demasiadas plantas adentro de la casa pueden aumentar el crecimiento del moho.
  • Si tienes mascotas, es mejor que estén afuera de casa, procura bañarlos con frecuencia y si entran designa un área para ellos.
  • Una forma conveniente y fácil de quitar el polvo y limpiar casi cualquier superficie es utilizando toallas desinfectantes.

Toma el control de tus alergias y vive libre de ellas.

Deja un comentario